14 oct. 2011


No lo soñé. Caravanas de sombras zombies zigzagueando en seis kilómetros de oscuridad. Lisiados, fieles en sillas de ruedas, laburantes sin nombre, desangelados, pibitas rapaces; familias del camino. No lo soñé, no. Cientos de fueguitos para calentar almas y alimentar sueños de paty, vino y choripan a diez pesos. Una ciudad silenciosa que se monta y desmonta en cualquier punto de la Argentina, solo para asistir por dos horas a esa misa delirante que necesitan para vivir. Como bien describió el gran Alfredo Rosso para referirse a la figura de los Redondos sobre su pueblo: el Estado sustituto. Ese que los embriaga de felicidad y locura con un puñado de melodías y los contiene en la escasez de sonrisas. Disuelto el Estado sustituto, el Indio Solari carga en sus espaldas con la delicada responsabilidad de perpetuar ese estado de gracia tres o cuatro veces al año.





Sin duda sos uno de los mejores artistas que este país tiene! En diciembre ahí vamos a estar haciendote el aguante. LARGA VIDA AL REY :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario